28.6.17

It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead. It feels like I only go backwards. Every part of me says go ahead.

 

 

Anuncios

26.6.17

Mañana empieza la segunda vuelta. Como no he seguido el calendario que te marca CTO y no me he cogido vacaciones, no sé cómo sentirme ahora. Así que he decidido: preocupada.

De todas formas, mañana se me pasará en cuanto abra el libro de Reumatología y descubra que tengo que hacer lo mismo que en los últimos quince meses y los próximos siete: estudiar. Lo que pasa es que la segunda vuelta es más “estricta” que la primera, en el sentido de que las ocho horas de estudio no te las quita nadie, y si alguien te las quita es para que al día siguiente tengas que recuperar el tiempo perdido. Nunnnca el tiempo es perdido, es sólo un recodo más en nuestra ilusión ávida de cariñooo. También me inquieta (¡sé que es una gilipollez, peeero…!) no haber adelgazado todo lo que engordé en el MIR. Hace un año por estas fechas pesaba exactamente cincuenta y ocho kilos. El día después del MIR pesaba (sí, me pesé. Aquel día hice tres cosas: meter la plantilla, llorar por el pésimo resultado, y pesarme) la friolera de sesenta y cuatro kilos. Nunca había pesado tanto. Ahora mismo el numerito de la báscula dice sesenta y dos. Si se repite la dinámica del año pasado… ¿llegaré al 2MIR18 siendo un ballenato? Hagan sus apuestas.

17.6.17

Que conste que últimamente no ESCRIBO porque no me sale de la polla. Dicho esto, voy a ESCRIBIR.

Tampoco sé acerca de qué.

Dios mío, esto resulta mucho más patético que cuando lo haces por rutina. Ahora mis dedos parecen torpes. Mi mente, estéril.

Creo que el tema más jugoso a abordar es el de que me estoy quedando sin amigos. Desde que Luisma se fue a Boston, todo a cambiado. Yo ya sabía que esto ocurriría, pero me consolaba pensar que por estas fechas ya sería R1 y las guardias no me dejarían tiempo para pensar en mi inexistente vida social. No contaba, claro está, con tener que repetir el MIR y pasar un año más mendigando un plan a Anabella semana tras semana. Gonfalo no merece ni mención.

Los viernes son aburridos. Los sábados son aburridos. Estudiar de nuevo el MIR no está siendo tan terrible como imaginaba, pero encuentro pocas cosas que me motiven. Lo intento pero… Tengo sueño.

Mucho sueño.

Sumida en el tedio.

Y sola.