27.11.16

Atención, confesión. Admito ser algo cínica. O quizás bastante cínica. O quizás incluso desorbitadamente cínica. Pero desde luego lo que sí soy, y lo he sido siempre, es contraria a la ignorancia. Me enorgullece haber escogido vivir mi vida en compañía de Ortega y Gasset, Valentín Fuster, Pío Baroja, Luis Rojas Marcos, Anabella, Luisma, Germán, Antonio y Gonzalo. MIS PREOCUPACIONES SON GLOBALES. Rechazo la ineptitud, la incultura, la violencia, represalias y agresiones. Admiro a quien implica la totalidad de su intelecto en la comprensión del Ser Humano. Y el fundamento de mi método es: el amor.

 

23.11.16

Escribo esta entrada aprovechando que son las 23:00 y tengo tiempo hasta las 23:10 para poner un capítulo de Twin Peaks, que acabe a las 00:00 para estar dormida a la 1:00 y despertarme a las 9:00 (ojalá, porque últimamente me estoy despertando antes y me jode mazo; pero bueno luego los domirgos lo único que hago es dormir así que… TODO ESTÁ PERFECTAMENTE BIEN CUADRADO. WELL DONE, CLAUDIA).

Y tu mente sigue atascada pensando en qué es lo que hago de 00:00 a 1:00. Pues bien, resulta que yo tardo, como mínimo, una hora en conseguir irme a la cama. Pongamos que termino de ver la serie o de ver porno o de comentar en forocoches o de hacer algo que considere ocioso y que dure una hora de tiempo, y no más. Esa hora es de 23:00 a 00:00. O solía serlo. Cada vez me cuesta más terminar de cenar, de hecho a estas alturas del MIR es ya imposible que logre terminar de cenar si no hay cerveza en la mesa. Me pueden dar las 23:00. Algún viernes, a sabiendas de que los sábados tengo simulacro y después ya es domirgo y llega el desenfreno del dormir, me pueden dar las 00:30 habiendo empezado a cenar a las 22:30. Porque sé que comer es importante. Si no ceno lo suficiente, aumentan las papeletas para que al día siguiente me despierte antes de las 9:00 y me joda mazo. Cuando me despierto demasiado pronto por tener hambre, me cago en mi puta vida y es que además es un hambre atroz que por mucho que me dé media vuelta, despídete. Pero vamos que tampoco es para tanto… Últimamente he conseguido hacer un reflejo monosináptico que consiste en coger tres huevos de la nevera y cascarlos en un vaso, remover con un tenedor, y bebérmelo sin respirar, y es la puta polla porque, además de tardar menos de un minuto, resta importancia al hecho de haber o no haber cenado: con tres huevos crudos en el estómago, dudo que el motivo de un (ojaláqueno) temprano despertar sea el hambre.

No sé qué es lo que había venido a contar. Desde luego, no era esto. Era algo ingenioso que se me había ocurrido a modo de parodia, algo así como: voy a contar cómo se viven las oposiciones cuando quedan menos de dos meses para el examen. Intentaré hacerlo en la próxima entrada, porque son las 23:17 así que ya voy jodida de tiempo. Adiós caraculos.

10.11.16

I’m mister trumpsta, the fucker. Mister trumpsta, the fucker. I’m mister trumpsta, motherfucker, I’m so good.

Hooola bonitos, bienvenidos uuun día mááás a mi canaaal.

Putas youtubers macho. Cómo las odio. A ellas más que a ellos. Porque soy machista, claro que sí. Soy lo que vosotros queráis creer, así que… ¡vamos allá!

Hooola DESGRACIADOOOS bienvenidos uuun día mááás a mi blooog!!!

Putas bloggers macho. Cómo las odio. Por eso llevo tanto tiempo sin escribir. Para no ser una de ellas.

Nah, es broma. No escribo porque no me sale de la polla (otra vez asoma mi machismo ¡SÍ!). Pero vamos que… no es del todo cierto eso de que “no escribo”. No escribo aquí en el blog de mierda, porque este sitio intento cuidarlo para que continúe siendo un lugar donde expreso mi opinión acerca de temas que me importan, como si… como si intentara construir algo ilustre para seguir creyéndome mi autoengaño de que, a pesar del MIR, continúo en contacto con mis hobbies, y no me refiero a follar porque en eso estoy fracasando a lo Hillary Clinton, a lo Pablo Iglesias, a lo Garzón (buah tío, ese sí que es el pozo de la miseria; sólo puede presumir de que pone cachondas a sus votantes). Me refiero a otro de mis grandes hobbies, muy por detrás de follar pero hobbie al fin y al cabo: ¡la literaturaaa! ¡la literatura, motherfuckers! Así que puedo decir ¡y digo! que ¡a pesar del MIR! sigo en contacto con la literatura. Reminiscencias del Club de Poesía de Bratislava y de la Escuela de Escritores de Madrid, oooh sí. Sí, sí, sí.

A veces escribo buena mierda en los foros que frecuento. Buena mierda, ya sabéis, Bécquer, Espronceda, los tíos esos consagrados que estudiábamos en el instituto, Cervantes, Unamuno, Almudena Grandes. Pero claro, no pueden ser foros tipo forocoches.com porque ahí todos son haters. Tienen que ser foros sórdidos (muy) para que me enganche el tema, pero donde los foreros no sean haters sino que se tomen el foro en serio, como si fuera una especie de comunidad de “gente mazo especial que tiene una visión del mundo mazo especial”, y entonces llego yo y BOOOM! en dos meses consigo que el administrador me bloquee la cuenta. Pfff… como si no pudiera seguir creando infinitas cuentas de hater. No, en realidad nunca me he creado nuevas cuentas. Tampoco escribo en foros.

Cambiando radicalmente de tema, aunque en la misma línea de brote mírico (ni mírico ni pollas, yo soy así. Y asá), estoy mazo enganchá a Twin Peaks. Lo comento por si a alguien le apetece hacerse el culturetilla new age: es buena serie si ese es vuestro fin. Y vuestro fin es ese. Claro que es ese. Queréis haceros los/as culturetas, malditos losers, porque si no no googlearíais Twin Peaks, con el esfuerzo mental que ello conlleva. Y, dejadme que os advierta, aquí no hay puntos intermedios, no hay escalas de grises, no hay Dalais Lamas, aquí u os esforzáis de verdad u os hundo en la miseria cuando intentéis hablar conmigo sobre Twin Peaks.

Bueno, ya está. Largo de aquí todo el mundo. Pringados.